Marianela Palma Pérez

Oficiante

Hotelera de profesión con marketing y comercialización, descubrió este maravilloso trabajo, que le entrega tantas energías y una gran satisfacción.

Cada ceremonia no es solo oficiarla, sino que uno se vincula con los afectos y emociones más puras de las parejas; algo que supera la gratificación y felicidad que cualquier otro trabajo pueda brindar.

Teniendo experiencia en servicio y atendiendo múltiples necesidades de los clientes, descubrió lo maravilloso que es compartir los sentimientos de otros y poder expresarlos a través de cada boda, con una calidad de servicio y profesionalismo inigualable.

Convencida que no hay una pareja igual a otra, como tampoco una ceremonia igual a otra. Todo lo que se prepara es tratando de otorgar el toque personal de cada pareja, lo cual convierte el trabajo en un verdadero e interesante desafío.